Usa los pagos a meses para sacar a flote tu negocio

Una de las mayores ventajas del crédito es la posibilidad de pagar a meses. Esta opción puede ser tan favorable como aterradora. Si usas tu crédito a meses de la manera correcta te ayudará a salir adelante y conseguir mejores condiciones de pago.

Usa los pagos a meses para sacar a flote tu negocio

Ventajas de los pagos a meses

La primera y más obvia de las ventajas, es que te dará más tiempo para pagar. Si hay un pago indispensable que no alcanzas a cubrir en este momento la opción a meses es tu rescate. Cuando comienzas con un pequeño negocio esta solución es muy común.

¿Cubrir los gastos de tu negocio a fin de mes es una pesadilla? Hay que hacer distintos pagos y todos son indispensables: renta del local, pago de servicios como agua, luz e internet, pago de nómina y más. Todos al mismo tiempo llegan a ser aterradores, sobre todo cuando es tu primer emprendimiento y los ingresos son bastante irregulares.

Si tomas alguno de esos pagos y lo difieres a meses será más fácil sobrevivir. Así, permites que tu negocio avance y no sacrifiques los servicios básicos o la nómina. Cuando los ingresos de tu negocio sean más estables, cubrirás la deuda y ya habrás generado ganancias para entonces.

Cómo usar los meses a tu favor con Pagaloop

Pagaloop te ayuda a cubrir las necesidades básicas de tu negocio y te da la opción de diferir tus pagos pendientes a meses. De esta forma, obtienes el dinero para liquidar todos esos gastos que de golpe es difícil cubrir totalmente, solo se cobrará un pequeño cargo que conoces desde el principio, así no hay sorpresas ocultas. El procedimiento es rápido y el crédito se toma de tu tarjeta personal.

Por lo general los negocios primerizos tienen problemas para llegar a fin de mes, cuando se juntan el pago de servicios con la nómina. Si no cubres ambos conceptos en ese momento, el negocio incluso podría entrar en crisis.

Al tomar un crédito permites que las actividades sigan mientras tus ingresos van creciendo. Los trabajadores reciben su pago puntual, no quedas mal con proveedores y se evitan los cortes de servicios básicos, todo marcha correctamente.
Mientras tu negocio crece, debes hacer un pequeño pago mensual que conoces desde el momento en que pediste tu crédito. Contempla ese pago en tu presupuesto y así podrás cubrirlo sin problemas. Esa comisión, porcentaje o cargo que aceptaste pagar por el crédito incluso podrías solventarlo con las ganancias que comience a generar tu empresa.

Otro aspecto importante a destacar es la agilidad con que consigues el crédito en Pagaloop. Si acudes a un banco habrá un proceso que tomará varios días. Es probable que lo obtengas pero también es muy probable que el dinero llegue tarde, cuando tu negocio se vea afectado.

Pagaloop es un aliado para sacar adelante tu negocio a través del crédito. Una vez que te registras, los procesos serán ágiles. Dispones del efectivo rápidamente. Se basa en la línea de crédito de tu tarjeta personal, así que ya está aprobado previamente y te ahorras procesos administrativos largos y estresantes. Además, las tasas de interés son bajas en comparación con los bancos. No sólo obtienes el dinero rápido, además pagarás menos por el crédito.

Es importante recordar que como todo crédito, se requiere responsabilidad. No pidas más de lo que eres capaz de pagar cada mes. También debes tener en cuenta el periodo durante el que pagarás, no permitas que se acumulen varios créditos juntos o se volverá cada vez más difícil cubrirlos. Mientras cumplas responsablemente con tus pagos, el crédito será un apoyo para que tu negocio se sostenga mientras mejoran los ingresos. Pagaloop está ahí para acompañarte mientras ves crecer tu empresa.