¿Qué pasa si no pagas tu tarjeta de crédito?

La tarjeta de crédito te permite pagar y liquidar después de 20 a 50 días. Si no la usaste responsablemente o si se atravesó un mal momento financiero, será difícil cumplir con tus obligaciones. Si hiciste cargos mayores a lo que podías pagar, la tentación de no pagar este mes será fuerte.

¿Qué pasa si no pagas tu tarjeta de crédito?

Aunque parezca un acto inocente o inevitable en algunas situaciones, dejar de pagar tu tarjeta de crédito nunca es una buena opción. Las consecuencias a mediano y largo plazo son varias. Antes de tomar esa mala decisión considera lo siguiente.

Lo que pasa si no pagas la tarjeta de crédito

  • Se generan intereses y comisiones. Al momento de contratar la tarjeta se estableció una tasa de interés. Cuando no cubras el total de tu deuda del mes, la cantidad que se quedó sin pagar genera intereses. Si, por ejemplo, adeudadas 15 mil pesos y pagaste únicamente mil, se generan intereses por los 14 mil restantes; de esa forma cubres el mínimo, pero la deuda crecerá. Ahora que, si no pagas nada a los intereses por los 15 mil pesos se agregará una comisión por falta de pago, entonces tu deuda será todavía mayor.
  • Si la situación se prolonga, pierdes tu línea de crédito. Si dejaste de pagar un mes y vuelves a cumplir con tus obligaciones al siguiente pagarás más, pero tu situación se regulariza. En cambio, si dejas de hacerlo por más tiempo el banco cortará tu línea de crédito y evitará que sigas usando tu tarjeta. Por ejemplo, si tienes una deuda de 100 mil pesos, dejaste de pagar cuando habías usado 30 mil y dejas de pagar por tres meses parecería que aún queda crédito para una emergencia pero no es así. Imaginemos que más los intereses y las comisiones por falta de pago tu deuda para el tercer mes sin pago es de 45 mil, esos 55 mil que aparentemente podrías usar ya no están disponibles porque ha pasado mucho tiempo sin que cumplas con tu pago.
  • La institución que otorgó el crédito buscará recuperar la deuda. A nadie le gusta pensar que ha perdido dinero y los bancos no son la excepción. Una de las razones para que se te cobre una comisión cuando dejas de pagar es que ahora cubrirás los gastos de cobranza. Este es un departamento especial que se dedica a rastrear a los deudores. Llamadas, correos electrónicos, mensajes SMS, cartas, la institución a la que no has pagado recurrirá a diferentes formas de recordarte que tienes una deuda y debes pagarla. Además, los gastos que se generan se están cargando a tu deuda original; si quieres verlo así podrías decir que pagarás para que te busquen y eso es doblemente desagradable.
  • Adquieres malas notas en historial crediticio. Quizá soportes la persecución del departamento de cobranza pero también estás dejando una marca negativa ante otros. El historial crediticio es el recuento de tu comportamiento con los créditos que has tenido en el pasado. Si has sido un cliente responsable, que paga a tiempo, entonces tendrás un buen puntaje (o score), en cambio, si te retrasas en tus pagos o dejas de hacerlos, tendrás una mala evaluación. Antes de aprobar un  crédito, los bancos y otras instituciones que otorgan crédito revisan tu historial. Así confirman que eres buen pagador o si tienes problemas para cumplir con tus obligaciones financieras. Cuando solicites un crédito posteriormente y aparezca una mala calificación lo más probable es que tu solicitud sea rechazada.
  • Limitas tus oportunidades de crecimiento. Quizá en algún momento dejar de pagar parezca una buena opción, o la única. Sin embargo, es importante regularizar tus pagos lo antes posible. Si formas un mal historial crediticio cada vez tendrás menos oportunidades. Quizá unos cuantos puntos menos no provoquen nada grave, posiblemente te ofrezcan líneas de crédito pequeñas o tasas de interés un poco más altas. En cambio, cuando ya has acumulado un mal puntaje y se te reconoce como alguien que no paga las puertas se cerrarán. La parte cruel en este asunto es que eso incluye créditos familiares o de negocios. Quizá en algún momento de tu vida decidiste dejar de pagar y unos años después quieres abrir un negocio, también al pedir crédito para hacerlo funcionar se te negará.

La tarjeta de crédito es una herramienta que te ayuda a realizar pagos y cubrirlos después. Bien utilizada permitirá que tu inversión trabaje y pagues posteriormente. Si utilizas Pagaloop para los gastos de tu negocio, cubrirás tus necesidades en el momento y con la tranquilidad de pagarlas cuando ya cuentes o con el dinero e incluso ganancias. En cambio, si dejas de pagar tu tarjeta de crédito perderás esta oportunidad, tendrás que pagar en efectivo o aceptar condiciones cada vez menos favorables de crédito y con esto reduces drásticamente las posibilidades de crecimiento de tu negocio. Cumple con tus obligaciones y disfruta los beneficios de tu crédito.