¿Qué es un pago mínimo y por qué debes evitarlo?

Si acabas de recibir tu primera tarjeta de crédito y te confunden los estados de cuenta, hay algunos detalles importantes para identificar. Las tarjetas de crédito te permiten pagar productos o servicios a través de una línea de crédito.

¿Qué es un pago mínimo y por qué debes evitarlo?


Siempre que tengas crédito disponible puedes adquirir aquello que necesites de forma personal o para tu negocio (a través de servicios como los que te ofrece Pagaloop). Si te basas en el pago mínimo cada vez tendrás menos crédito.

Los dos pagos más importantes

Tus estados de cuenta suelen incluir dos datos muy importantes para tu salud financiera: el pago mínimo y el pago para no generar intereses. El pago mínimo es un cálculo que hace la institución bancaria, ya sea que se trate de un banco tradicional o una fintech, para permitirte seguir usando tu tarjeta sin cubrir la deuda total. Si decides cubrir únicamente esta cantidad estarás pagando los gastos administrativos y una parte de tu deuda genera intereses, por lo que tu deuda crecerá.

El pago mínimo suele ser mucho menor que tu deuda total. Por ejemplo, si tu adeudo del mes fue de $15,000, quizá el pago mínimo sea de $500. La tentación de pagar únicamente esa pequeña cantidad será fuerte pero debes resistirla.

En caso de pagar únicamente el mínimo sobrevivirá una deuda de $14,500, sobre esta cantidad se hará un cálculo de intereses para el próximo corte. Si tu tasa de interés mensual es de, por ejemplo, 1.25%, en el próximo periodo la deuda será de $14,681.25, más las compras que hagas en ese periodo. Aún si no hicieras ninguna otra compra, si nuevamente pagas el mínimo, otros $500, quedará una deuda de $14,681.25. Entonces, el siguiente periodo tendrás una deuda de $14,358.52, eso en caso de que no hagas ninguna otra compra. Así, en dos meses habrías pagado $1,000 y únicamente habrás abonado $641.48, con una pérdida de $358.52. Además, la deuda seguirá creciendo mientras pagues el mínimo.

Un dato adicional es que con frecuencia la tasa de interés es variable. Esto quiere decir que aumenta o disminuye en función de tu comportamiento. Si con frecuencia pagas el total de tu deuda lo más común es que se te aplique una tasa de interés menor, en cambio, si te atrasas en tus pagos o te acostumbras a pagar el mínimo, cada vez será mayor y pagarás más intereses.

En cambio, si decides pagar el total de tu deuda no habrá ningún cobro adicional. El pago para no generar intereses es exactamente eso, el total de lo que debes en ese periodo para que no quede ningún saldo pendiente. Cuando eres usuario de una tarjeta de crédito lo más recomendable es cubrir siempre el total de tu deuda, así disfrutas los beneficios del crédito, sin los costos extra.

¿Cómo se cobra el pago a meses sin intereses?

Si realizaste compras a meses sin intereses no te preocupes por el saldo que está pendiente. Como pagaste bajo el acuerdo de que se cobraría en varios meses sin agregar intereses, la parte restante no genera ningún cobro adicional. Si hiciste un pago por $10,000 a 12 meses sin intereses, el primer mes pagarás $833.33. Los $9,166.67 restantes seguirán como parte de tu deuda pero no se cobrará nada adicional por ellos.

Eso sí, si quieres disponer del total de tu línea de crédito íntegra nuevamente, puedes considerar pagar el adeudo antes del tiempo establecido.

Paga solo lo que debes

El pago mínimo es una opción que tienes como usuario de una tarjeta de crédito pero no es la más recomendable. Nadie quiere pagar más dinero de lo estrictamente necesario. Para mantenerte lejos de deudas extras evita el pago mínimo. Si no puedes pagar el total de tu deuda, cubre la mayor cantidad posible, así se generan menos intereses, y en cuanto puedas, liquida la parte restante para evitar más intereses.

El crédito es una herramienta que te ayudará a conseguir tus metas si lo usas adecuadamente. Con él puedes adquirir bienes y servicios para tu uso personal e incluso para gastos de tu negocio a través de Pagaloop. Al cubrir únicamente el mínimo limitas tus posibilidades de pago y tu acceso a futuros créditos. Esa pequeña diferencia que prefieres no pagar en este momento puede hacer una gran diferencia para el momento de remodelar tu negocio o abrir una nueva sucursal.