Prepara tu propio plan de reactivación económica: cómo financiarse post Covid

Desde marzo de 2020 cuando el mundo se detuvo por la pandemia de Covid-19, hasta ahora, han cambiado muchas cosas. Cada vez son más los negocios que regresan a su ritmo normal o que definitivamente se reinventaron para seguir viviendo.

Prepara tu propio plan de reactivación económica: cómo financiarse post Covid

Si tu negocio aún no se recupera de las medidas de confinamiento, o estás pensando en emprender uno, es momento de dar los primeros pasos para tu propia reactivación económica.

Sea cual sea el giro de tu empresa, lo más probable es que las ventas hayan disminuido y tus ingresos no sean los mejores para invertir. Levantar un negocio nuevo o golpeado por la crisis no es tarea fácil pero tampoco imposible. Habrá que detectar las áreas más estratégicas de tu empresa e invertir en el negocio para que los clientes vuelvan o para conquistar un nuevo mercado.

Prepara tu propio plan de reactivación económica

A continuación te mencionamos las áreas imprescindibles para levantar tu negocio en esta vuelta a la normalidad.

#1 Promoción. Los clientes deben saber que tu negocio está de vuelta o que sobrevivió a la tempestad. Para despertar su necesidad de nuevo habrá que promocionarte. Existen muchos medios. Si te diriges a los vecinos de tu colonia, a los jóvenes de tu ciudad o a los adultos en tu municipio o estado, es importante que les hagas saber que tus productos o servicios están a su disposición. Para elegir el mejor medio es importante conocer las características de tu cliente ideal.

Si te dedicas a la venta de antojitos, será importante que conozcas los horarios en que tus vecinos llegan a casa cansados y con ganas de comer o cenar rico, a esa hora, quizá conviene abrir y poner una lona o publicidad cerca al lugar para recordarles que estás ahí. Si en cambio, vendes productos muy especializados, quizá debes esforzarte más por hablar 1–1 con potenciales usuarios y buscar los espacios donde los clientes noten tu existencia.

#2 Conoce tu mercado. En las universidades de negocios insisten mucho en conocer al mercado y esto es indispensable. Podrías gastar cientos de miles de pesos y endeudarte por varios años promocionando tus productos o servicios en el lugar equivocado. Para esta parte es importante también una inversión considerable de tiempo.

No es necesario contratar a una gran empresa de investigación de mercados. Actualmente existen muchas opciones para conocer los intereses de tus clientes. Internet es un buen ejemplo de esto. ¿Dónde, a qué hora y en qué condiciones encuentras a tus potenciales clientes? Algo tan sencillo como una encuesta en las redes sociales de tu empresa podría ayudar a conocer mejor las necesidades de tus posibles clientes.

Evita el clásico cuestionario de 20 minutos con muchas preguntas donde las respuestas son: poco, mucho nada. Si te dedicas a la venta de ropa, una historia de Instagram o Facebook donde muestres algunas fotos y preguntes “¿cuál se ve mejor?” te ayudará a estar presente en la memoria de tus clientes en potencia: por una parte promocionas tus productos y por otra mides el nivel de aceptación de lo que ofreces.

#3 Permanencia. Es importante estar ahí cuando tus clientes están dispuestos a consumir. No ganarás nada abriendo tu local de artículos deportivos de 7 de la mañana a 9 de la noche; de esta forma mantendrás más tiempo a tus empleados y eso te costará horas de salario.

Nada es infalible en el mundo de los negocios pero hacer un registro de la actividad en tu negocio ayudará a saber en qué momento es más importante estar presente. Volviendo con la tienda de artículos deportivos, existe la remota posibilidad de que alguien decida pasar a comprar unos patines o tenis antes de llegar al trabajo y pase a la tienda a las 7 am pero lo más probable es que lo haga una vez que ya terminó sus actividades cotidianas. Entonces, si el local está abierto a partir de medio día y un par de horas después del cierre de las oficinas también podrá pasar el mismo comprador, más relajado y con tiempo para encontrar otros accesorios también. Si conoces a tu cliente potencial será probable que tomes decisiones adecuadas. No se trata de estar siempre, sino estar ahí cuando tus productos o servicios son requeridos.

Invertir en estos momentos parece una fantasía. Los negocios han perdido mucho dinero por falta de ventas y por estar mucho tiempo inactivos. Lo importante para levantar tu negocio no es gastar grandes cantidades de dinero, sino hacerlo de forma inteligente, en aquello que te permita obtener mayores ganancias.

Si tu presupuesto no es suficiente siempre existe la posibilidad de pedir un crédito. Existen todo tipo de créditos y lo mejor es encontrar uno que se adapte a tus necesidades. Quizá sólo necesitas un empujón para pagar los servicios de tu local o mantenerte al corriente con la nómina. En esos casos, puedes tomar tu tarjeta de crédito personal, registrarte en Pagaloop y aprovechar los beneficios que te ofrece. El mundo está volviendo poco a poco a la normalidad, no permitas que tu negocio se quede estancado en la crisis.