Los peores errores al usar las tarjetas de crédito

Las Tarjetas de Crédito (TDC) son los productos financieros más utilizados en México y el mundo, son muy atractivos sus beneficios y fáciles de usar si aprendes recomendaciones básicas.

Los peores errores al usar las tarjetas de crédito

En cambio, si cometes errores las tarjetas de crédito te torturarán por mucho tiempo. Aprovecha las ventajas sin complicaciones.

Aquí identificamos los siete peores errores que puedes cometer con las tarjetas de crédito que debes evitar con ellas son los siguientes:

  1. Elegir la tarjeta equivocada. Cada TDC está diseñada para un cliente con necesidades específicas. Por ejemplo, si la usarás para hacer pagos en tu micro, pequeña o mediana empresa una tarjeta de viajes ayudará poco. Sus beneficios incluyen millas de vuelo o estancias en hoteles; en cambio, si eliges una tarjeta cashback, que te regresa una parte de los cargos, podrás usar ese dinero extra para reinvertir.
  2. No revisar tu estado de cuenta. Actualmente es muy sencillo seguir los movimientos hechos con tu tarjeta de crédito, incluso desde tu celular. Aprovecha la banca en línea para evitar confusiones. Si encuentras una compra que no realizaste repórtala de inmediato, así será más fácil que el banco actúe a tiempo. Los servicios de alerta funcionan en las app móviles, mediante correo electrónico o mensajes SMS. Si de alguna forma se realiza una operación con tu tarjeta y no te enteras a tiempo, tendrás que pagar por compras que no hiciste.
  3. Compartir tu información bancaria y personal. Tu información personal y bancaria es la llave a tus servicios financieros. Aunque parezca difícil de conseguir, hay muchas formas en que tú mismo das acceso: redes sociales, cuestionarios digitales, formatos burocráticos, las identificaciones que usas a diario, por mencionar algunas. En internet marca tu información personal como privada y cuida mucho a quienes compartes tus datos. Al momento de pagar con tu tarjeta en un comercio físico, pide que te lleven la terminal electrónica frente a ti. Realiza compras en línea únicamente en sitios confiables. También es recomendable no separarte de tus identificaciones oficiales.
  4. Pagar el mínimo. El pago mínimo es una cifra que establece el banco para que tu TDC siga activa aún cuando no pagues el total de la deuda. Al cubrir únicamente esta cantidad se seguirán generando intereses sobre la parte que no se pagó, así, el adeudo crecerá. Si quieres que la deuda se reduzca paga la mayor parte de la deuda posible. Cuando adquieres un crédito se establece una tasa de interés, si ésta fuera de 2% y después de pagar el mínimo, queda un adeudo de 10 mil pesos el siguiente pago sumaría el interés acumulado, así que la deuda alcanzaría 12 mil pesos.
  5. Llegar a tu límite de crédito. El banco establece un límite de crédito. Mientras no lo pases y continúes haciendo tus pagos la tarjeta seguirá activa. El riesgo aquí es que gastes todo tu crédito. De esta forma quedarás limitado. Si en algún momento tuvieras un imprevisto podrías usar el crédito para resolverlo, pero si ya alcanzaste el límite esto no será posible. Si además, no pagas el total de la deuda para el siguiente periodo se generan intereses, así que terminarás pagando más de lo que consumiste.
  6. Olvidar tu fecha de corte. Una de las ventajas de las TDC es que te permiten pagar tus compras después. Si haces los cargos en el momento indicado tendrás hasta 50 días extra para hacer el pago. Para esto es importante tener presentes las fechas importantes, principalmente la fecha de corte. Todos los cargos que hagas hasta esa fecha se cobrarán en el siguiente periodo. Por ejemplo, si tu fecha de corte es el día 13 del mes y planeas comprar insumos de papelería, será mejor esperar hasta el día 14 para comprarlos, así el cobro se hará hasta el siguiente mes y tendrás los días que establece el banco para realizar el pago a partir del corte, normalmente son cerca de 20, que sumados te dan 50 días después de la compra; si pagas el día de corte sólo tendrás los últimos 20.
  7. Hacer cargos mayores a lo que puedes pagar. Es importante diferenciar el límite de crédito de la capacidad de pago. El banco establece un límite sobre la cantidad que te puede prestar o dar a crédito. En cambio, tú tienes más claro cuánto es posible pagar cada mes. Si una compra te costará mensualmente más de lo que puedes pagar, evítala. Al adeudo por los cargos que hiciste se irán sumando intereses y se convertirá en una bola de nieve cada vez más grande.

Con el uso adecuado tu tarjeta de crédito será un gran aliado. Te permite hacer compras de materiales y equipo que ayudarán a tu negocio a crecer. Incluso te ayudarán a cubrir gastos que no son exactamente compras si utilizas el servicio adecuado. Pagaloop es un ejemplo que te permite pagar servicios o incluso la nómina de tu negocio. Usa las TDC a tu favor y evita caer en estos pecados capitales.