Consolidación de deudas de tu tarjeta de crédito: lo bueno y lo malo

Arrastrar una deuda por mucho tiempo es quizá una de las cosas más estresantes que existen y, desafortunadamente, una de las más comunes en México.

Consolidación de deudas de tu tarjeta de crédito: lo bueno y lo malo


Mucha gente ha tenido problemas para ponerse al corriente con sus deudas y ahora, con una pandemia encima y una crisis económica global, ha resultado todavía más difícil solventar estas situaciones.

Afortunadamente en el mercado hay distintas opciones a la mano para ofrecer una solución a este problema, sin embargo, como todo, tienen sus pros y sus contras.

¿Cómo resolver un problema de endeudamiento?


Entre las opciones que los bancos tradicionales te ofrecen para hacerle frente a una deuda, están las siguientes:

  • Consolidación de deuda
  • Reestructuración
  • Quita
  • Crédito personal

La clave de cada una de estas opciones es que se ajusten a tu capacidad de pago para que así sean una solución real.

En esta ocasión, vamos a enfocarnos específicamente en la consolidación de deudas, revisando sus ventajas y desventajas.

¿Qué es la consolidación de deuda?

Si tienes más de una tarjeta de crédito y también debes dinero en ellas, una opción para desahogar las deudas es la consolidación. Esto significa: unir todos los saldos pendientes de las tarjetas de crédito y departamentales en un solo plástico para tener una sola fecha de corte y pago y bajar los intereses de las deudas en total.

Para llevarlo a cabo deberás prestar especial atención en el CAT de cada una de tus tarjetas, así podrás elegir el banco que más te convenga y que ofrezca el servicio de consolidación.

Desventajas de consolidar tu deuda

  • No aplica para todos los tarjetahabientes: únicamente son para clientes que no tengan mal historial crediticio y que no están sobre endeudados.
  • El trámite suele ser lento y tardado, lo que dificulta una solución fácil y rápida ante las deudas. Si se va a solicitar es necesario preguntar al banco cuánto tiempo pasará para que te den una respuesta para que de esta manera no sigas dejando crecer la bola de nieve de la deuda en cada tarjeta.
  • No todos los bancos ofrecen este programa, por lo que deberás investigar qué otras opciones tienes en caso de que tu institución financiera sea uno de ellos.
  • Tasa de interés más alta: esto ocurre por el monto y el patrón de pago que haya mostrado el deudor en el pasado.  

Ventajas de la consolidación de deudas

  • Agrupar las deudas en una sola y así tener mayor control financiero.
  • Ahorras comisiones anuales ya que se cancelan las tarjetas que ya se consolidaron y fueron liquidadas.
  • También puedes transferir los saldos de las tarjetas departamentales.
  • Los bancos manejan plazos desde 6 hasta 48 meses, aunque existe la posibilidad de que sea abierto.
  • Reduce tus gastos mensuales pues el monto mínimo mensual a pagar será menor que el que tenías cuando eran varias tarjetas a la vez.
  • Plan de acuerdo a tus necesidades: debe estar adecuado a tu capacidad de pago.

Cabe resaltar que antes de solicitarlo debes hacer un estudio minucioso sobre tus finanzas personales para saber que la consolidación de deudas es tu mejor opción ante la crisis en la que te encuentras.

¿Dejar de pagar?

El uso de la tarjeta de crédito conlleva una gran responsabilidad, pues si no la usamos mesuradamente podemos hacernos acreedores de grandes deudas que crecen sin parar hasta que las podamos liquidar. Aquí te dejamos algunas consecuencias de no pagar a tiempo tus tarjetas de crédito.

  1. Los intereses crecen.
  2. No te ofrecerán nuevos créditos ni podrás obtener tarjetas nuevas.
  3. Suspensión o cancelación de la tarjeta.
  4. Generas un mal historial crediticio que te afectará en el futuro.
  5. Inicia gestión de cobranza: te llamarán del banco a todas horas generándote mayor presión.

Para un buen uso de la tarjeta de crédito, te recomendamos tener muy claro cuáles son tus ingresos y cuáles son tus gastos fijos mensuales, de esta manera sabrás en qué momento puedes hacer uso de tu tarjeta de crédito. Un plástico te ayuda a financiar gastos de diversas maneras, además de darte solvencia aún cuando no cuentas con el efectivo en esos momentos.

Con Pagaloop, puedes utilizar tu tarjeta de crédito para pagar tus gastos incluso en aquellos lugares donde no aceptan tarjeta y así extender el flujo de tu efectivo hasta por 50 días. Visita nuestra plataforma para conocer más sobre nuestros servicios y beneficios.