¿Cómo obtener las mejores recompensas de tu tarjeta de crédito?

Toda tarjeta de crédito (TDC) te ofrece recompensas. Con mucha frecuencia las dejamos pasar. Hay muchas razones para perder de vista los beneficios, pero si tienes claro lo que te ofrecen las tarjetas y cómo conseguirlo será más fácil que le saques todo el jugo a la tuya.

¿Cómo obtener las mejores recompensas de tu tarjeta de crédito?

A continuación te dejamos algunas sugerencias para conseguir las mejores recompensas al usar tu TDC:

  • Elige la tarjeta correcta. La mayoría de las TDC ofrece algún tipo de beneficio “extra” o recompensa. La oferta es enorme y es muy fácil perderse entre todas las que existen en el mercado. Antes de contratar una es importante que definas tus necesidades. Por ejemplo, algunas te premiarán con descuentos exclusivos en restaurantes o boutiques, otras te darán millas de vuelo, algunas más te regresarán un porcentaje de tus compras en puntos o incluso como saldo a tu cuenta (lo que se conoce como cashback). ¿Qué te resulta más útil según tu estilo de vida? ¿Alguna de esas recompensas ayuda a tu negocio? Por ejemplo, si te dedicas a la venta de juguetes y accesorios para mascotas posiblemente no te sirva de mucho el descuento en restaurantes pero el cashback te vendría muy bien, o los puntos que podrías usar para pagar algunos gastos hormiga el próximo mes.
  • Conoce los términos y condiciones. Para acceder a las recompensas es necesario cumplir con algunos requisitos. Los básicos son dos: usar tu TDC y estar al corriente en tus pagos. Las recompensas se obtienen al acumular compras, así se puede medir el nivel de recompensa que mereces como cliente. También es importante no retrasarse en los pagos; el banco te premia por ser un buen cliente, es importante que cumplas con tu parte. Existen otras condiciones más específicas que dependen de cada plástico, por ejemplo, una cantidad mínima para que la compra sea considerada en el programa de recompensas o beneficios extra en las compras en establecimientos específicos (como puntos o millas dobles). Antes de contratar la tarjeta te ayudará preguntar estos detalles.
  • Paga con tu tarjeta. Parece obvio, pero muchas veces lo olvidamos. El banco te premia por usar su producto, si no la usas no tendrás adeudos pero tampoco habrá nada que premiar. Mientras más pagues con tu TDC más grande será la recompensa que obtienes por ser un buen cliente. Ya sea que se mida en puntos, millas o cualquier otra unidad, si no la usas el banco no ganará nada con la existencia de tu plástico y tampoco habrá nada qué reconocerte como cliente. Eso sí, recuerda comprar únicamente aquello que tienes la capacidad de pagar, si no tendrás muchos puntos de recompensa perdidos porque no pagaste en el momento correcto.
  • Liquida tu adeudo a tiempo. Los programas de recompensa se mantienen activos siempre que sigas pagando. Las TDC te permiten cubrir una cantidad de tu deuda o el total. En caso de no pagar toda tu deuda del mes se irán acumulando intereses. Ya sea que pagues el mínimo o un poco más, si no cubres toda la deuda pagarás cada vez más. De esta forma, aunque tus recompensas sigan activas no estarás ganando realmente, cuando pagas intereses estás pagando más de lo que debías. Quizá obtengas se te regresen 100 pesos como Cashback del mes pero los intereses serán esa misma cantidad o incluso una mayor.
  • Intercambia las recompensas que quieres. Si ya acumulaste puntos, millas o cualquier otra unidad de medida en recompensas es momento de disfrutar. Si el programa de recompensas de tu TDC te ofrece las millas suficientes para tomar un vuelo de ida y vuelta a la playa, bien puedes descansar un poco de todo el estrés de mantener tu propio negocio. Así vuelves con la mente despejada y con energía para seguir creciendo con tus productos o servicios.

Las Tarjetas de Crédito son un producto financiero pensado para cumplir diferentes necesidades. Pagar es la más importante pero no se termina ahí. Cada cliente tiene necesidades diferentes y por eso los bancos diseñan productos especiales para clientes muy específicos. Si además, haces los pagos de tu negocio mediante Pagaloop seguramente habrá muchas recompensas por cobrar. Así matas dos pájaros de un tiro, ayudas a tu negocio a crecer y te premias con  alguna recompensa de vez en cuando por todo el esfuerzo de emprender.