¿Cómo hacer la declaración de tu negocio de manera fácil?

Quienes realizamos alguna actividad por la cual obtenemos ganancias, estamos obligados a pagar impuestos y a contribuir al gasto público que realiza el gobierno en servicios comunitarios.

¿Cómo hacer la declaración de tu negocio de manera fácil?

Si tienes un negocio o vas a comenzar uno, es importante que sepas que estás obligado a cumplir con tus obligaciones fiscales.

¿Qué pasos debo realizar en materia fiscal si quiero comenzar un negocio?

  1. Inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes: puede ser por internet o en cualquier oficina del SAT, lo único que necesitas es tu CURP. Cuando te inscribes debes elegir el tipo de régimen por el que optas (Régimen de Incorporación Fiscal, Actividad Empresarial, Actividades Agrícolas, Ganaderas, Silvícolas y Pesqueras). Obtén tu contraseña y firma electrónica, que sirven para acceder a los servicios electrónicos que ofrece el SAT.
  2. Expedir comprobantes o facturas electrónicas, según sea el caso, cada vez que vendas algo u ofreces algún servicio. También solicita facturas por las compras que realices. En cuanto a la nómina de tus empleados, es importante entregar recibo de nómina electrónico por los pagos y retenciones que hagas.
  3. Registrar tus operaciones: siempre registra tus ingresos y gastos indispensables para tu actividad.
  4. El régimen fiscal al que te hayas inscrito determinará tus obligaciones, es decir, lo que tienes que declarar y pagar ante el SAT. De la misma forma, indica la periodicidad y otras obligaciones particulares. Si llevas tus declaraciones en tiempo y forma te evitarás molestias, sanciones y multas innecesarias.
  5. Mantener actualizada tu información en el RFC: es necesario informar si hay un cambio de domicilio, de giro o si dejas de realizar actividades.

Ahora sí, consejos para sobrevivir a la declaración anual de tu negocio

  • Repasa tu información financiera: asegúrate de que la información de tus empleados y contratistas esté actualizada y sea verdadera, verifica todos los datos de ser necesario.
  • Organiza tus documentos: mantén tus registros y documentos organizados para que la información esté a la mano y sea más fácil manejarla. Llevar un registro con todas las documentaciones del negocio te permite tener al día tus estados financieros, controlar tus gastos, y resulta útil en caso de una auditoría o demanda. Estos son los registros básicos que debes tener monitoreados y guardar:
  • Recibos
  • Depósitos (ventas en efectivo y crédito)
  • Facturas
  • Cheques cancelados u otras pruebas de pagos o fondos transferidos
  • Recibos de tarjetas de crédito
  • Estados de cuenta bancarios
  • Cuentas por pagar y por cobrar
  • Registros de nómina
  • Declaraciones de impuestos anteriores
  • Cualquier otro documento que sirva como soporte de ingresos, deducciones o créditos que aparezcan en la declaración de impuestos
  • Considera deducciones, extensiones y reembolsos. De acuerdo con el ISR, existen costos de administración del negocio que son deducibles, siempre y cuando sean “ordinarios y necesarios”. Estos son algunos de los gastos que puedes deducir en tus impuestos: publicidad, programas de beneficios para empleados, costos de telefonía y servicios públicos, suministros de oficina, salarios de empleados, costos de equipo o maquinarias, gastos de viaje, gastos en vehículos.
  • Busca asesoría. Si te parece demasiado difícil hacer la declaración de tu negocio tú mismo, invierte en un contador que fácilmente te guiará y apoyará en la tarea. Vale la tranquilidad y certeza de que lo estás haciendo de manera correcta.

Pasos para hacer la declaración anual de tu negocio:

  1. Ingresa al portal del SAT.
  2. Es importante que tengas a la mano los pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta e Impuesto al Valor Agregado que hayas hecho a lo largo del año.
  3. Presenta todos los recibos de nómina que expediste durante el año. Los sueldos deben tener el desglose completo en lo correspondiente a seguros, cajas de ahorro y demás prestaciones.
  4. Debes contar con las declaraciones de años anteriores para facilitar el proceso.
  5. Presenta todas las facturas emitidas y recibidas durante todo el año.
  6. Ajuste Anual por Inflación y Coeficiente de Utilidad. Estos son dos aspectos importantes que debes informar en tu declaración, así que prepáralos. El Ajuste Anual por Inflación es el balance final de los créditos que pagaste durante el año, así como las deudas que todavía no liquidas, mientras que el Coeficiente de Utilidad se refiere a  los pagos provisionales que realizaste.
  7. Una vez que termines con tu declaración imprime el comprobante del portal y anéxalo a tu carpeta de declaraciones anuales.

Cumplir con tus obligaciones fiscales como dueño de un pequeño o mediano negocio es necesario para que tu empresa crezca y no tengas problemas de ningún tipo con las autoridades.