¿Cómo aumentar mi línea de crédito en la Tarjeta de Crédito?

Tener una tarjeta de crédito es una de las formas más seguras de financiarse, ¡aunque no lo creas! Además de ser un instrumento que te ayuda a crecer si sabes aprovechar tu línea crediticia como te explicamos a continuación.

¿Cómo aumentar mi línea de crédito en la Tarjeta de Crédito?

En México, casi seis de cada 10 personas adultas cuentan con un financiamiento según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), pero la mayoría usan métodos o instrumentos informales como tandas, cajas de ahorro, empeños y préstamos a familiares o amigos. El problema de tener un financiamiento informal es que además de arriesgar tu dinero o la buena relación personal con tus amigos y parientes prestamistas, no tienes ningún plan de crecimiento para tu capital.

Por otro lado, en una emergencia o situaciones imprevistas, las tarjetas de crédito siempre son las mejores herramientas financieras. Inclusive hay servicios como algunas urgencias médicas y ciertos proveedores que muchas veces piden tener una tarjeta de crédito como garantía.

Tener una línea de crédito te permite tener solvencia justo cuando necesitas hacer un pago y no tienes efectivo en ese momento, además puedes construir tu propio historial crediticio en el Buró, que será fundamental para avanzar en otras decisiones financieras como sacar una hipoteca, o inclusive aumentar tu línea de crédito para crecer tu empresa.

¿Qué es la línea de crédito?

Como bien sabes, tu plástico ya tiene una línea de crédito pensada para ti, diseñada según tu perfil de pago cuando la solicitas.

Es decir que el banco te financia a través de la tarjeta, según tu capacidad de hacerle frente a los pagos con el ingreso que realmente tienes. Sin embargo, esto no quiere decir que tu línea de crédito no pueda cambiar si así lo requieres.

Ya sea porque ya no te alcanza para tus gastos, porque se te presentó una importante oportunidad para tu negocio y no dispones del dinero en este momento para invertir en él, o porque te gustaría tener un “colchón” de seguridad en caso de algún imprevisto, existen maneras de lograr que tu línea de crédito crezca.

¿Conviene pedir más línea de crédito?

Es la cuestión más importante. Antes de pedir un aumento en tu línea de crédito al banco, debes hacerte una pregunta sincera y fundamental: ¿en verdad puedo pagar más por mi tarjeta de crédito?

No lo olvides: la tarjeta de crédito es financiamiento, nunca dinero extra.

Es importante que estés consciente de tus posibilidades financieras y que sepas a la perfección que, si tienes más gastos con tu plástico, también tienes la solvencia económica para no atrasarte en tus pagos.

Ten en cuenta que más crédito disponible significa un aumento en el pago mínimo. Lo recomendable por expertos es que los gastos de tu tarjeta de crédito no sobrepasen el 30% de tu ingreso mensual disponible.

Para ayudarte en la decisión, algunos casos comunes en que es buena idea pedir más crédito:

  • Tienes trabajo y/o ingreso estable y quieres pagar un curso, una computadora, o algún arreglo de tu casa u oficina urgente
  • Tienes ingreso asegurado, eres organizado, y quieres aprovechar alguna promoción con tarjeta de crédito, o bien, usar el plástico para administrar tus pagos y llevar un control más estricto y seguro de cómo y en qué gastas
  • Te ofrecen mejores condiciones con otra tarjeta, menos interés, más beneficio, puntos, y/o algún programa de lealtad que te conviene
  • Crecerás tu empresa o se presenta una buena oportunidad que ya analizaste, será importante a mediano plazo, y una tarjeta de ayudará a no descapitalizarse en el corto plazo.

¿Cómo aumentar la línea de crédito de mi tarjeta?

Si ya contemplaste tu escenario y estás dispuesto a asumir la responsabilidad que implica tener una línea de crédito más amplia, hay algunas estrategias que puedes hacer para lograr aumentarla.

OJO: Pedir más crédito es un riesgo, pero también una apuesta. El banco podría no autorizar tu petición por “protección” tuya y de la entidad si detecta una posible situación de impago. En otros casos, el propio banco nota tu buen comportamiento como tarjetahabiente y te ofrecerá más crédito sin que tú lo pidas.

Si te interesa pedir una línea de crédito más amplia, empieza por aquí:

Paga puntualmente

Un buen historial crediticio es el primer paso hacia el aumento en la línea de crédito pues la entidad financiera sabe que eres capaz de pagar a tiempo, por lo cual confía en ti para darte el incremento que buscas.

Mantente atento a las ofertas de tu banco

Muchas veces ni siquiera tienes que solicitar el aumento de crédito, el banco te lo ofrece dado tu buen historial crediticio. A veces el ofrecimiento llega a tu aplicación móvil, otras veces mediante el cajero automático, o en tu estado de cuenta y muchas otras por medio de llamadas telefónicas directas de tu banco.

Utiliza tu tarjeta

Considera darle un uso constante a tu tarjeta de crédito para que la entidad financiera lo note, de esta manera podrás ser candidato a un aumento en la línea de crédito.

Cuida tu historial crediticio en el buró de crédito

Un buen Score es la clave para que el banco confíe en ti y te aumente el crédito en tu plástico. ¿Cómo puedes lograrlo? Pagando a tiempo la deuda mes con mes.

Ya me ampliaron mi línea de crédito, ¿qué hago ahora?

Ya estás del otro lado, ahora lo importante es mantenerte a flote. Es básico que lleves una buena administración de tu crédito. Para esto recomendamos los siguientes puntos:

  1. Sé puntual en tus pagos.
  2. Recuerda que no tienes más dinero, las líneas de crédito no son una extensión de tu sueldo.
  3. No gastes más de lo que ganas.
  4. No modifiques tus hábitos de consumo, esto es, no comiences a gastar mucho más de lo normal sólo por tener una línea de crédito más amplia.
  5. Si no puedes pagar el total de la deuda, al menos realiza pagos mayores al mínimo requerido.
Una buena administración en tus finanzas personales, más una línea de crédito más amplia son una gran dupla que, si eres responsable, puede traerte muchos beneficios.