Calcula el tiempo en que podrás pagar un crédito para tu empresa

Terminaste un mes difícil, las ventas estuvieron bajas, los pagos no salían y un crédito llegó a salvarte la vida. Tu negocio sobrevivió por ahora, pero el siguiente paso es vital para que el crédito sea una verdadera salvación y no una patada de ahogado.

Calcula el tiempo en que podrás pagar un crédito para tu empresa

Hora de pagar el crédito

Una vez que pediste un crédito para cubrir los gastos que no salían, es fundamental hacer un proyecto financiero que funcione para que no vuelvas a tener problemas.

Algo básico que solemos olvidar es hacer un plan. No siempre se cumplirá al pie de la letra, pero el tener los detalles importantes en mente ayudará a que tú y tu negocio salgan bien librados en el futuro.

Si organizas correctamente tus ingresos y gastos será más fácil cumplir tus objetivos y hacer que siga creciendo tu negocio mientras pagas el crédito.

Organiza el dinero

  • Para comenzar vayamos con los gastos. Para funcionar, tu negocio tiene diferentes necesidades que tienen un costo: insumos, renta de local u oficinas, sueldo de los trabajadores, servicios como luz, agua, internet, son algunos de ellos. Comienza haciendo una lista de todo lo que es indispensable. Recuerda incluir en estos gastos el pago del crédito, ya sea que se deba pagar en una sola emisión o a meses. Asigna el costo que sueles pagar por cada uno y suma lo que te cuesta en total mantener las operaciones normales.
  • Después viene el momento de planear los ingresos. Cuánto ganas por la venta de cada producto o por cada servicio que realizas. Por ejemplo, si te dedicas a la venta de postres, cuánto ganas cada vez que vendes un paquete de galletas o un pastel. O si realizas trabajos de carpintería, cuál es tu ganancia al elaborar cada mueble. Establece el número de productos o servicios que puedes vender durante el periodo que estás planeando; si tus gastos los planeas por mes, también planifica tus ingresos por mes. Sé lo más honesto y realista que puedas.

Si tu negocio es nuevo, calcular los ingresos parecerá difícil, así que debes prestar atención a los detalles. Considera la capacidad que tienes para producir tu producto, cuánto es el máximo y el mínimo que serás capaz de ofrecer. En el caso de los servicios considera el tiempo que requieres para cada uno: el tiempo de transporte, el que usas directamente en el servicio, el momento en que consigues el material necesario para el trabajo.

Cuentas claras

Además de tomar en cuenta lo que eres capaz de ofrecer, también debes considerar la cantidad de personas interesadas que pueden aparecer. Un ejercicio útil será considerar máximos y mínimos. Si, por ejemplo, tienes una panadería, considera la cantidad de personas que pasan frente a ella y establece un porcentaje de quienes se interesarán por tu producto. De las 150 personas diferentes que pasan a diario, 10 podrían consumir al menos un pan, ahí tienes tu mínimo. En un escenario más optimista, 50 personas podrían comprar entre 3 y 4 panes cada uno, ahí está tu máximo.

Clave: ingresos vs. gastos

Cuando tienes la lista de tus gastos e ingresos ya puedes elaborar tu plan. Si tienes claro el mejor y el peor de los escenarios posibles será más fácil que tomes decisiones. Si notas que los ingresos no son suficientes, es momento de recortar gastos que no son indispensables, o aumentar el precio de tus productos o servicios. ¿Qué te conviene más?
Con este tipo de decisiones comenzarás a planear mejor tus gastos y estarás preparado para el mes siguiente.

Planea antes de pedir el crédito

Cuando pides un crédito es importante cumplir con los pagos a tiempo. Si realizas tu plan financiero antes de pedir el crédito tendrás más claro cuánto puedes pagar cada mes. Así elegirás el periodo más cómodo para realizar tus pagos. Si por ejemplo, tu negocio genera ingresos por 30 mil pesos mensuales y los gastos regulares son de 28 mil pesos, tienes un margen de 2 mil pesos cada mes para pagar tu crédito. Si pediste 20 mil pesos en un plazo de 12 o 15 meses, podrás cubrir tus pagos sin problema.

Si vienen más meses malos lo sobrevivirás con un plan bien elaborado. Cuando la situación mejore incluso podrías aumentar tu pago mensual al crédito y terminar de pagarlo antes. En un mes que los ingresos de tu negocio sean de 35 mil pesos, aumentas tu pago mensual a 5 mil, acortas el plazo para terminar de pagar y queda un excedente para reinvertir. Eso será un punto a favor en tu historial crediticio y te dejará con el total de tus ganancias en cuanto termines de pagar tu deuda.

Aprende de las crisis

Cualquier negocio puede vivir un mal momento. Sin embargo, no cualquiera sobrevive. Entre 2019 y 2020 desaparecieron alrededor de 1 millón 10 mil 857 negocios, si comparamos el Censo Económico 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Segunda Encuesta sobre el Impacto generado por Covid-19 en las Empresas (ECOVID-IE) y el Estudio sobre Demografía de los Negocios 2020 (EDN).

No quieres que tu negocio pase a formar parte de estas cifras oscuras. Realiza un plan financiero realista y si en algún momento se complican los pagos, Pagaloop estará ahí para apoyarte cubriendo los gastos que faltan a partir de tu tarjeta de crédito personal.