5 beneficios de usar correctamente tu TDC

Si tienes una Tarjeta de Crédito (TDC) ya tienes en tu poder una gran herramienta que te ayudará a obtener diferentes beneficios en tus finanzas. Con mucha frecuencia los dejamos pasar e inclusive perdemos las recompensas por no saber que existen o cómo funcionan.

5 beneficios de usar correctamente tu TDC

Además de pagar, las TDC te ofrecen otras ventajas; bien utilizadas, te hacen incluso ganar. Si no te imaginas cómo, te dejamos la siguiente lista.

  • Flexibilidad en tus pagos. Cuando pagas en efectivo dependes de la cantidad de dinero que tienes en ese momento, además debes cubrir el total de tu pago inmediatamente. Con una TDC puedes planear tus gastos y adquirir aquellos productos o servicios que usarás por mucho tiempo y pagarlos poco a poco. Muchas veces aparecen ofertas para pagar a meses sin intereses, pero incluso sin estas ofertas, con la TDC puedes pedir que tus pagos se difieran a meses con intereses. En este caso te informan desde que desde el momento de aprobar el crédito cuánto pagarás en cada mensualidad para evitar malos entendidos.

  • Pago después de la fecha de compra. Otra ventaja sobre el efectivo es que no necesitas pagar en el momento. La TDC establece una fecha de corte; todo lo que hayas comprado hasta esa fecha se cobrará en tu siguiente estado de cuenta. Por ejemplo, si tu fecha de corte es el día 20 de cada mes, todo lo que compres entre el 21 y el 19 del siguiente se cobrará en el mismo estado de cuenta. Después de esta fecha tienes un periodo para pagar, normalmente alrededor de 20 días. Siguiendo el ejemplo, si haces un pago con tu tarjeta el día 21, el cargo aparecerá en el estado de cuenta del día 20 del siguiente mes y tendrás otros 20 días para pagarle al banco. De esta forma puedes pagar hasta 50 días después de tu compra.

  • Programas de recompensas. Gran parte de las TDC incluyen un programa de lealtad o recompensas. Existen muchos tipos distintos tipos de recompensa. Algunas TDC te obsequian estancias de hotel, descuentos en restaurantes, millas de vuelo, puntos intercambiables por productos exclusivos o que puedes usar para pagar tus compras en comercios afiliados. Para obtener las recompensas hay dos condiciones básicas: usar tu TDC para pagar y estar al corriente en tus pagos. Si no usas tu tarjeta el banco no tendrá nada qué premiar y si no realizas tus pagos estarás incumpliendo tu parte del trato.

  • Creación de un buen historial crediticio. Cuando demuestras que eres un buen cliente serán cada vez más instituciones que confíen en tí y te ofrezcan sus servicios. Cuando hablamos de productos financieros esto se reconoce a través de un buen historial crediticio. Si usas frecuentemente tu TDC y haces tus pagos a tiempo tendrás una buena puntuación. En cambio, si compras a crédito y pagas tarde ganarás fama de poco confiable y se te negarán otros créditos en el futuro. También, si no usas tu TDC no habrá ninguna referencia para saber si eres confiable o no.

  • Acceso a mejores créditos en el futuro. Si planeas hacer crecer tu negocio a lo grande el acceso a créditos cada vez mayores será indispensable. Con un buen historial crediticio será cada vez más sencillo que se te aprueben otros créditos. Una tarjeta de crédito es un paso importante para obtener una buena reputación financiera. ¿Planeas rentar un local toda la vida o aspiras a tener el propio algún día? Esa es una de las opciones que te ofrece un buen historial, quizá parezca lejano pero con un buen uso de tu TDC algún día te aprobarán ese crédito.

Suelen contarse historias terribles sobre las consecuencias negativas de las TDC. Si le das un mal uso no puedes esperar que haya consecuencias favorables. También es cierto que, siempre que cumplas a tiempo con tus pagos, compres aquello que tienes capacidad de pagar y la uses responsablemente, será una gran aliada. Si además la combinas con un sistema como Pagaloop, que te permite hacer pagos relacionados con tu negocio, estarás en camino de obtener cada vez más y mejores beneficios adicionales.